Cuando cocinamos con calor, es importante elegir aceites que sean estables y no se oxiden ni se pongan rancios fácilmente. Y esto va a depender de los tipos de ácidos grasos que contienen:

Las grasas saturadas están formadas por enlaces simples, haciéndolas más estables, resistentes al calor, menos reactivas y menos propensas a oxidarse.

Las grasas no saturadas (como las grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas) están formadas por dobles enlaces que no se apilan fuertemente, lo que los hace variar en estabilidad y sensibilidad al calor, y es más probable que se oxiden.

Las grasas monoinsaturadas tienen un doble enlace y las grasas poliinsaturadas tienen dos o más, lo que hace que las grasas monoinsaturadas sean el tipo más estable de los dos tipos de grasas no saturadas.

En pocas palabras: los aceites con mayores concentraciones de grasas saturadas y grasas monoinsaturadas son más estables y generalmente bastante buenos para cocinar a altas temperaturas, mientras que los aceites con una alta concentración de grasas poliinsaturadas tienen más probabilidades de dañarse cuando se exponen al calor.

  1. Aceite de coco: 180 Cº Contiene MCT´s y ayuda a reducir niveles de colesterol.
  2. Ghee: 250 Cº Alto punto de humo, contiene Vitamina A, E y K2.
  3. Aceite de aguacate: 270 Cº es el aceite que aguanta mas temperatura.
  4. Aceite de oliva: 175 Cº idealmente consumirlo en crudo es decir no usarlo para cocinar ya que puede oxidarse por su bajo punto de humo.

Si tienes dudas de que aceite usar para cocinar no dudes en agendar tu cita en Fuel Station!

Leave a Comment